Como Funciona

Construimos Puentes, no muros, por lo que lo ayudamos a facilitar disputas globales para su negocio.

MEDIACIÓN

La mediación puede definirse como un procedimiento estructurado en el que dos o más partes en un litigio intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo encaminado a encontrar una solución con la ayuda de una persona neutral y cualificada ajena al conflicto: el mediador. Este proceso puede ser iniciado por las partes o sugerido u ordenado por un órgano jurisdiccional, o estar prescrito en el Derecho de un Estado miembro. Es un medio seguro y garantizado, ya que los resultados están demostrados en numerosos países. Se llegan a resolver el 90 % de los casos a través de la Mediación.

El mediador ayuda a las partes a alcanzar un acuerdo sin pronunciarse formalmente sobre las posibles soluciones del conflicto. Es una herramienta que nos proporciona la Justicia para resolver los conflictos de forma rápida (horas), económica (ahorre en costas judiciales, abogados, procuradores…), más humana (las decisiones las toman las partes en conflicto), y eficaz (acuerdos vinculantes extrajudiciales que podrán ser homologados judicialmente ante notario o en el juzgado). Evita el enfrentamiento entre las partes que es inherente al proceso judicial, y les permite mantener su relación profesional o personal más allá del conflicto. La mediación también brinda a las partes la oportunidad de resolver el conflicto mediante soluciones creativas que no serían posibles en un pleito judicial.
Los principios que conforman el procedimiento de Mediación son la voluntariedad, la neutralidad e imparcialidad, la confidencialidad y el respeto.
En LEONM – Mediación Legal En Línea, trabajamos todo tipo de casos mercantiles transfronteiriços a nivel global. Se puede mediar casi todos los litigios que se llevan a los Tribunales de Justicia. Todas las sesiones san-celebradas a través de videoconferencias para aligerar y abaratar los costes. Si no podremos ayúdalo recomendamos alguno parcero de confianza a hacerlo para las sesiones de forma presencial. Le asignamos al mediador idóneo para gestionar su tema legal a tratar.

CÓMO FUNCIONA LA MEDIACIÓN LEGAL

Solamente en España se producen 9,5 millones de litigios cada año. Los procesos judiciales suponen una importante inversión de tiempo, y también dinero, para las partes implicadas. Es en este contexto en el que nace la mediación como forma de solucionar los conflictos sin tener que acudir a la vía judicial. Esta modalidad, sin una marca de nacimiento exacta, ya que hay informes de que ya fue utilizado por Confucio y Herodes antes de Cristo, y profesionalizada en los Estados Unidos en los años sesenta, llegaría a Inglaterra dos décadas más tarde, expandiéndose a partir de los noventa por el resto de Europa.

RESOLUCIÓN DE LARGA DISTANCIA

La forma típica de mediación requiere un lugar donde se llevará a cabo el proceso y la presencia física de las partes involucradas y el mediador. Pero, ¿qué
pasa si hay largas distancias, disputas transfronterizas, partes que no desean estar juntas en la misma sala de mediación? Aquí es donde entra en juego la mediación en línea. El hecho de que podamos transferir y realizar todo el proceso en la web. El hecho de que tengamos la opción de respetar la elección de las partes, el mediador, sus abogados y asesores técnicos para ser cada uno de ellos en su propio lugar.
Si ya está inmerso en un proceso judicial, se puede paralizar e intentar resolver la controversia a través de esta vía, porque en la Mediación todo son beneficios y ventajas. Ahorrará tiempo, dinero y el desgaste emocional – salud – que produce un proceso judicial ordinario. En la Mediación no se buscan culpables, se localizan soluciones. Ayuda a mantener las relaciones comerciales, comunitarias, familiares, laborales, etc e incluso pretende mejorarlas.

ADR, AODR y ODR

En cualquier proceso, es muy importante hacer un uso adecuado de los términos. Existe una falsa impresión de que el término ODR (Resolución de disputas en línea) se aplica a cualquier proceso de solución electrónica. Este ciertamente no es el caso. El término ADR refleja todos los procedimientos de resolución alternativos (Resolución alternativa de disputas). El término apropiado para la mediación electrónica es mediación en línea y no ODR. El término ODR se usa para sistemas sofisticados de resolución de disputas. Por lo tanto, la mediación a través de Skype, Hangouts, Google Meet, Facebook, Whatsapp, Telegram, Teams y plataformas similares no es ODR.

La Unión Europea es una firme promotora de la utilización de métodos alternativos de solución de conflictos («MASC»), entre los cuales cabe mencionar la mediación. La Directiva sobre la mediación se aplica en todos los países de la UE y versa sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles.

Fomentar el empleo de la mediación facilita la solución de conflictos y contribuye a evitar las preocupaciones y la pérdida de tiempo y dinero asociados a los pleitos judiciales, lo cual, a su vez, permite al ciudadano defender sus derechos con eficiencia. La Directiva sobre la mediación se aplica a los pleitos transfronterizos en materia civil y mercantil. Abarca los conflictos en los que al menos una de las partes está domiciliada en un Estado miembro distinto del de las demás en la fecha en la que todas ellas convienen en acogerse a la mediación o en la fecha en que un órgano jurisdiccional ordena la mediación. El principal objetivo de este instrumento jurídico es promover el recurso a la mediación en los Estados miembros. A tal fin, la Directiva establece cinco normas sustantivas: • Obliga a los Estados miembros a promover la formación de mediadores y a garantizar una mediación de alta calidad. • Faculta a todo juez para invitar a las partes en un conflicto a que prueben la mediación si lo considera adecuado a las circunstancias del caso. • Dispone que, si las partes lo solicitan, los acuerdos resultantes de la mediación adquieran carácter ejecutivo, lo cual puede lograrse, por ejemplo, mediante la
aprobación del acuerdo por un órgano jurisdiccional o su certificación por un notario público. • Garantiza que se respete la confidencialidad en el proceso de mediación. Dispone que no se puede obligar al mediador a prestar declaración ante un tribunal sobre lo ocurrido durante el proceso de mediación durante un conflicto futuro entre las mismas partes. • Garantiza que las partes no pierdan la posibilidad de acudir a juicio como consecuencia del tiempo dedicado a la mediación, ya que los plazos para interponer una acción judicial quedan suspendidos durante el proceso de mediación.

(* European Commission information)

HABILIDADES TECNOLÓGICAS

El manejo de los procesos de mediación electrónica requiere habilidades en dos niveles diferentes. Requiere habilidades de mediación y tecnología, así como su combinación funcional. Quienes decidan manejar los casos de mediación en línea deben tener un buen dominio de las herramientas utilizadas para la liquidación electrónica. LEONM, en línea con sus socios, ofrece programas de capacitación e información, seminarios en línea y talleres en línea, muchos de los cuales son completamente gratuitos. ¡Obtenga el conocimiento necesario de los expertos!

VIDEOCONFERENCIA LEONM

Pensando en la ciberseguridad, la seguridad de los datos, la privacidad y la confidencialidad, LEONM desarrolla su propia plataforma de videoconferencia con software patentado y cifrado de vanguardia en asociación con Twiilio.

SERVICIOS DE MEDIACIONES

Miles de empresas e individuos en todo el mundo utilizan servicios de mediación para resolver disputas civiles, comerciales, bancarias, de seguros, financieras, laborales, familiares, de propiedad y otras disputas simples y complejas. Es en estos estándares organizativos y de calidad de los centros ODR extranjeros que LEONM, el Centro de Mediación en línea para la resolución de disputas, se estableció en Estonia y opera en todo el mundo.

(* Contexto legal de la mediación transfronteriza; más Convención de Singapur)

Contacto

El mundo de la resolución de conflictos en línea es emocionante. Sin embargo, genera algunas preguntas. Para esto estamos en LEONM. Para proporcionar respuestas. CONTÁCTENOS y forme parte de este nuevo mundo “inteligente”.

* CONTEXTO JURÍDICO LA DE MEDIACIÓN TRANSFRONTERIZA

Información sobre los instrumentos del Derecho de la Unión que se aplican a la mediación transfronteriza. Europea/internacional La aplicación de este método de resolución de litigios está prevista o potenciada en varios instrumentos europeos e internacionales. En la Unión Europea: — Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. — Reglamento (CE) nº 2201/2003 de la Comisión, de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1347/2000.
— Reglamento (CE) nº 4/2009 de la Comisión, de 18 de diciembre de 2008, relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones y la cooperación en materia de obligaciones de alimentos. En la Conferencia de La Haya de Derecho internacional privado: — Convenio de La Haya de 25 de octubre de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores. — Convenio de La Haya de 19 de octubre de 1996 relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento, la ejecución y la cooperación en materia de responsabilidad parental y de medidas de protección de los niños. — Guía de buenas prácticas sobre la mediación en virtud del Convenio de La Haya de 25 de octubre de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores. En el Consejo de Europa: — Recomendación nº R (98) 1 del Comité de Ministros a los Estados miembros sobre la mediación familiar, adoptado el 21 de enero de 1998. — Recomendación Rec (2002) 10 del Comité de Ministros a los Estados miembros sobre la mediación en materia civil. En el Parlamento Europeo: — Estudio del Parlamento Europeo – Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles. (ES)

* CONVENIO DE MEDIACIÓN DE SINGAPUR

El Convenio de Singapur se aplica a los acuerdos de solución internacional resultantes de la mediación, concluidos por las partes para resolver una disputa comercial. Proporciona un marco eficiente y armonizado para la aplicación de los acuerdos internacionales de liquidación resultantes de la mediación y para permitir que las partes invoquen dichos acuerdos. La Convención de Singapur ha sido diseñada para convertirse en un instrumento esencial en la facilitación del comercio internacional y en la promoción de la mediación como un método alternativo y efectivo para resolver disputas comerciales. Asegura que un acuerdo alcanzado por las partes se vuelva vinculante y ejecutable de acuerdo con un procedimiento simplificado y simplificado. Contribuye así a fortalecer el acceso a la justicia y al estado de derecho. La mediación es conocida por mejorar la eficiencia de la resolución de disputas y la flexibilidad. El papel del mediador no es juzgar, sino facilitar las discusiones entre las partes en disputa para llegar a una solución mutuamente aceptable. El proceso de mediación es más flexible y, en muchos casos, más eficiente en costos y tiempo que otros procesos de resolución de disputas, como litigios y arbitraje. Sin embargo, hasta la introducción de la Convención de Singapur, un desafío frecuentemente citado al uso de la mediación era la falta de un marco eficiente y armonizado para la aplicación transfronteriza de los acuerdos de solución resultantes de la mediación. Fue en respuesta a esta necesidad que la Convención de Singapur fue desarrollada y adoptada por las Naciones Unidas. • La Convención contribuye al desarrollo de un sistema comercial global maduro y basado en normas. Los objetivos principales de la Convención son: facilitar el comercio internacional; y • Promover el uso de la mediación para la resolución de disputas comerciales transfronterizas. • La Convención se aplica a los acuerdos comerciales internacionales de liquidación resultantes de la mediación. • No se aplica a los acuerdos de conciliación que se pueden hacer cumplir como sentencia o como laudo arbitral. • Tampoco se aplica a los acuerdos de conciliación celebrados para fines personales, familiares o domésticos, o relacionados con la ley de familia, herencia o empleo.

(Lista de países signatarios: Afganistán, Bielorrusia, Benin, Brunei Darussalam, Chile, China, Colombia, Congo, República Democrática del Congo, Eswatini, Fiji, Georgia, Granada, Haití, Honduras, India, Irán (República Islámica del), Israel, Jamaica, Jordania, Kazajstán, República Democrática Popular Lao, Malasia, Maldivas, Mauricio, Montenegro, Nigeria, Macedonia del Norte, Palau, Paraguay, Filipinas, Qatar, República de Corea, Samoa, Arabia Saudita, Serbia, Sierra Leona, Singapur, Sri Lanka, Timor-Leste, Turquía, Uganda, Ucrania, Estados Unidos de América, Uruguay, Venezuela (República Bolivariana de), Armenia, Chad, Ecuador, Gabón y Guinea-Bissau)

*LEONM ÖU mantiene esta página con información de la Comisión Europea